¿Cómo freír croquetas? El crujiente perfecto – Horno Montañés

ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 30€

¿Cómo freír croquetas? El crujiente perfecto


¿Cómo freír croquetas? El crujiente perfecto

Las croquetas son una de las recetas más populares que existen en la cocina española. Perfectas para cualquier comida del día (hay personas que hasta las almuerzan) y para elaborar con casi cualquier ingrediente. Existen muchos tipos de croquetas: de carne, de pescado, vegetarianas, dulces… ¡un manjar que ofrece infinitas posibilidades de sabor!

Pero, aunque parezca un plato sencillo de realizar, obtener el crujiente perfecto en la fritura de las croquetas es todo un arte.

Un arte que requiere de mucha técnica. De ahí que en este post te contemos cómo freír croquetas sin que se abran.

¿Cómo freír croquetas sin que se rompan? 

Como ya te advertimos, hay que conocer la técnica para dominar cómo freír croquetas para que no se abran. De hecho, existen una serie de elementos cruciales para elaborar LA CROQUETA (sí, en letras mayúsculas). 

Masa

Por supuesto, la clave está en la masa. Para conseguir unas croquetas crujientes perfectas, este primer paso es también muy importante.

La masa no debe ser ni muy líquida ni muy “mazacote”. Si tienes una bechamel líquida, te va a ser imposible moldear las croquetas y con una masa “ladrillo”, tampoco vas a obtener el resultado óptimo.

Así que, como todo en la vida, consigue ese ‘ese dorado punto medio’. Una bechamel cremosa, pero espesa. Y da forma a las croquetas con las manos o ayudándote de dos cucharas. 

Tamaño de la croqueta

Antes de nada, cabe destacar que existen diferentes formas de croquetas. Esto depende del gusto del comensal: redondas, cuadradas y las clásicas ovaladas. 

Del mismo modo, con los tamaños ocurre lo mismo: hay quien prefiere mini croquetas y otros croquetones, aunque lo que se recomienda es que cada una tenga unos 3 cm.

Recuerda: decidas el tamaño que decidas, ¡haz todas las croquetas iguales! Esto es muy importante, ya que el tiempo de fritura debe ser el mismo para todas.

Rebozado

Si te preguntas cómo freír croquetas y conseguir el crujiente perfecto, el rebozado va a ser fundamental. En primer lugar, bate bien los huevos. Que la yema y la clara sean uno.

Después, es el momento de pasar la masa de la croqueta en harina, huevo y pan rallado. Ese es, al menos, el proceso tradicional. Pero si quieres innovar, utiliza una harina (que no sea de trigo), o el panko japonés es también un plus.

¿El mejor consejo? No hagas un rebozado muy grueso.

El aceite

Otro aspecto a tener en cuenta es el aceite. El aceite, para empezar, debe ser un AOVE suave. Un aceite de oliva bien caliente, además. De hecho, uno de los errores de “novato” es echar las croquetas cuando el aceite está todavía frío.

La temperatura debe oscilar los 180 grados y para que las croquetas estén completamente fritas es necesario sumergirlas bien.

El medio: ¿sartén o freidora?

Tanto la freidora como la sartén son los dos medios que tenemos a nuestro alcance para freír las clásicas croquetas: 

La freidora es la opción más cómoda. Calentar el aceite, llenar la bandeja con las croquetas, sumergirlas y retirarlas cuando estén listas.

En el caso de las sartenes, el proceso es más complejo. Para empezar, se recomienda que las sartenes sean grandes y con profundidad. Una sartén de hierro que pueda abarcar una buena cantidad de aceite. 

Pero, ¡importante! Nunca la llenes de croquetas. Los expertos explican que lo óptimo es cocinarlas en tandas de 3-4 croquetas para así controlar la temperatura del aceite.

¿Cómo freír croquetas congeladas? ¿Y frescas?

Finalmente, esta cuestión es importantísima. Mientras que con unas croquetas frescas es cocinar de una forma directa, con las congeladas hay que tener en cuenta esto mismo; que se descongelen.

¿Para ello? Lo ideal es sacarlas del congelador un día antes y dejarlas en la nevera descongelando. Pero si has elegido el menú a última hora –o ese mismo día- tienes 2 opciones:

  • Sacar las croquetas del congelador y hacer que se descongelen a temperatura ambiente (tardará unas horas).
  • Coger las croquetas del congelador y descongelarlas durante 3 minutos en el microondas, en el modo específico de este electrodoméstico.

También puedes echar las croquetas directamente a la sartén. Pero si buscas cómo freír croquetas de una manera óptima, no te recomendamos esto último.

Las croquetas frescas, listas para freír o congelar

¿Te decantas por las croquetas frescas? Nuestras croquetas están elaboradas con jamón, boletus, pollo, merluza y gambas, así como bacalao. ¡Todo un manjar!

Sabores de toda la vida que resultan todo un deleite para el paladar. Las recibirás frescas, de manera que podrás freír o congelar, de acuerdo a tus necesidades.