ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 30€

¿Cómo hacer el auténtico cachopo?


¿Cómo hacer el auténtico cachopo?

El cachopo es un plato tradicional asturiano que cada vez gana más adeptos en toda España. Crujiente por fuera y tierno por dentro, la combinación de ternera, jamón y queso hace las delicias de los comensales de todas las edades, servido con patatas y con pimientos del piquillo.

En este artículo te contamos cómo puedes elaborarlo en casa con una buena pieza de ternera de la carnicería, jamón serrano de gran calidad y queso de fundir. ¿El resultado? ¡Merece la pena!

Como puedes ver, el cachopo de ternera es en apariencia similar a los San Jacobo rellenos o a los libritos. Pero, aunque cada elaboración tiene su encanto, el cachopo destaca por su gran tamaño, la consistencia y sabor de la ternera y la textura de su relleno. Por eso, quien lo prueba, se convierte en fan incondicional de esta receta asturiana.

En la actualidad, puedes encontrar cachopos con todo tipo de deliciosos rellenos como cebolla caramelizada y queso de cabra, espárragos trigueros y jamón, foie y jamón, cecina y queso de cabra, morcilla y pimientos… Pero ¡no nos engañemos! Primero hay que probar el cachopo original, cuya combinación de texturas y explosión de sabores es imbatible. ¡Veamos cómo prepararlo!

Ingredientes para el cachopo

  • Dos filetes de ternera de unos 100-120 gramos cada uno
  • Lonchas de jamón serrano para rellenar (unos 30 gramos)
  • Queso apto para fundir (unos 30 gramos)
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

cachopo de horno montanés

Preparación del cachopo de ternera

  1. Coloca los filetes de ternera en una tabla grande y ablándalos con un mazo o con la mano. Salpimienta por los dos lados.
  2. Sobre uno de los filetes de ternera pon una capa de jamón y otra de queso.
  3. Cubre con el segundo filete de ternera y, si es necesario, une ambos con unos palillos para facilitar que no se desmonte.
  4. Empana el cachopo de ternera con huevo y pan rallado. Puedes repetir este proceso dos veces si quieres un cachopo extra crujiente o pasar primero por harina, luego huevo y luego pan rallado si necesitas que se selle bien.
  5. Fríe el cachopo en una sartén grande con dos dedos de aceite de oliva. Procura que el aceite no esté demasiado caliente para que no se queme por fuera y quede crudo por dentro.
  6. ¡Cachopo listo para disfrutar! Puedes acompañarlo con una sabrosa guarnición de patatas fritas y pimientos.

 

Vídeo del cachopo de Horno Montañés, elaborado con la mejor ternera del Pirineo aragonés y jamón curado Durandarte.

Puedes ver este producto de cachopo aquí

Si prefieres disfrutar de estos cachopos ya preparados y listos para freír, el sabor de los nuestros no te defraudará. ¡250 gramos de puro placer!  Te los enviamos a casa en bandejas de dos a cuatro unidades.